martes, 27 de marzo de 2012

El Madrid de los fantasmas




Qué sería de un lugar sin sus fantasmas, sin sus historias de terror para atraer a los turistas. Pero sobre todo, qué sería si una capital del país, como es Madrid, no tuviera sus historias propias. 

Está el Madrid de los Austria, el Madrid de los Borbones, el Madrid de las iglesias… hoy desde Haz Turismo te proponemos una ruta turística por Madrid un poco diferente: el Madrid de los Fantasmas.

 



Nuestra visita puede comenzar en el Palacio Real, lugar obligado a todos los visitantes a la capital. El Palacio Real, detrás de todo el lujo, de las historias palaciegas y de reyes, se ocultan asesinatos, de muertos y fantasmas. Una de ellas data del incendio que sufrió el antiguo alcázar. En el lugar donde fue construido el alcázar era donde se reunían brujos para convocar a los fantasmas y demonios y al ver visto perturbada su paz maldijeron el palacio y Alfonso VI diciendo que en una Noche Buena, no muy lejana sufrirían la mayor desgracia de todas. Y así fue: más tarde en el tiempo, en 1734, en la Noche Buena se incendió. Felipe V enseguida se puso manos a la obra buscando arquitecto para construir un gran palacio y para ahuyentar a los fantasmas del pasado. El arquitecto fue Filippo Juvara, el cual al terminar el proyecto, y por mandato de Felipe V fue mutilado: le sacaron los ojos, le cortaron la lengua y los brazos, para que nunca pudiera realizar una obra similar. Una de las cabezas del frontispicio del Palacio Real pertenece a Filippo y por las noches, cuenta la leyenda, se oyen sus gritos por la tortura y ruidos en salas cerradas.

Además, las estatuas que del Parque de Oriente con todos los reyes de España están situadas ahí porque la mujer de Felipe V soñó que se les iban a caer encima.



Nuestra ruta se dirige a la cercana calle Mayor nº 69, el Palacio de Cañete, residencia de los antiguos alcaldes y gobernadores de la Villa, hasta el siglo XVII, que fue abandonado por estar encantando y actualmente es la Casa Sefard-Israel. La leyenda cuenta que unos de los gobernadores, al conocer la infidelidad de su mujer la encadenó en el sótano y la dejó morir de hambre. Los inquilinos posteriores dijeron que oían los llantos de una mujer y cadenas siendo arrastradas.


Otra visita obligada a los visitantes a Madrid y que sigue por nuestra ruta, es la Plaza Mayor, foco de la mayoría de los fantasmas que hay en la ciudad. Como todas las plazas mayores de otras ciudades y pueblos, era donde se quemaban a los acusados por la Inquisición. Los habitantes de la zona decían que se oía el rumor y los lamentos de los acusados. El aspecto actual de la Plaza Mayor es obra de Juan Gómez de Mora en el siglo XVII, pero remodelada por Juan de Villanueva en el siglo XVIII tras sufrir un incendio, según decía, en venganza de todos aquellos a los que murieron en la hoguera en aquel lugar. Además, muchos dicen, que si acudes en una noche de invierno de madrugada se puede oír todavía los gritos de aquellos que murieron.

Saliendo por una de las puertas de la Plaza, cruzan la calle Mayor y dan a la calle Bordadores, llegamos a la parroquia de San Ginés. Fue construida entre los siglo XII y XIII. Al poco de ser abierta unos ladrones saquearon la parroquia cortando la cabeza de cuajo al anciano sacerdote. Tres días después del asesinato, los que acudieron a misa afirmaron ver un fantasma sin cabeza merodeando por los pasillos, comentaron, para decir quiénes habían cometido el robo y su muerte, ya que no los habían cogido. Ante esto, los ladrones se entregaron y el fantasma desapareció.


Nos dirigiremos ahora por la calle Arenal hacia la Puerta del Sol y por el principio de la calle Alcalá y pasar por la calle Barquillo hasta la plaza del Rey, donde se encuentra la Casa de las Siete Chimeneas. Cuenta la leyenda de dos fantasmas, dos mujeres que murieron por amor. Una de ellas cuenta que sus primeros habitantes fueron el capitán Zapata y Elena, su esposa. El capitán acudió a la guerra contra Flandes y allí pereció; cuando la noticia llegó a su esposa ella murió súbitamente y su cadáver desapareció sin quedar rastro. Los vecinos cuentan que ven el fantasma de Elena paseando entre las siete chimeneas del tejado esperando al fantasma de su marido, pero al no llegar, se golpea en el pecho y desaparece.
Otra de las leyendas cuenta que uno de los inquilinos posteriores, un anciano adinerado se desposó con una joven mujer, amante de Felipe III y que fue vendida a él. La noche de bodas, ella se quitó la vida por la traición de su corazón. Dicen que se la ve vagar por el sótano llevando en sus manos las monedas por las que fue vendida.

Volviendo a la calle Alcalá y llegando a Cibeles, está el Palacio de Linares, la Casa de América. Fue encargado por el marqués de Linares en el siglo XIX, aunque fue inaugurado en el año 1900, y ya arrastraba su maldición. El marqués se casó con una chica de origen humilde, llamada Raimunda, sin saber que eran hermanastros. Ella se quedó embarazada y al nacer el fruto de los dos, una preciosa niña, fue asesinada a las pocas horas de nacer.
En el año 1990, se llevaron a cabo una remodelación del palacio y los obreros afirmaban que había fantasmas que les movía los materiales y escuchaban voces. Una especialista en fenómenos paranormales recogió unos datos escalofriantes: unas sicofonías en las que se oía claramente tres voces. Una vez de mujer que decía: Yo tuve una hija, nunca oí decirla mamá; una de una niña que contestaba: Mamá, nunca tuve mamá; y un hombre que replicaba: ¡Fuera… No, aquí no! Todo terrorífico.

Aunque parece que la perla del recorrido es el Palacio de Linares, sin duda lo podemos afirmar que es otro edificio, que podemos encontrar al final del paseo del Prado, en Atocha: el Museo Reina Sofía. Sus fenómenos paranormales han sido denunciados por los funcionarios que han trabajado allí y que afirman los fantasmas que existen. En el siglo XVIII fue construido para ser concebido como hospital, por lo que en el subsuelo están enterradas numerosas personas que murieron entre sus muros. Decían que las almas de los ya muertos, invitaban a los enfermos a punto de hacerlo, a unirse en la muerte y en danzas que les llevaban a ella. Los guardas dicen que ven a monjas paseando por los pasillos.
Además desde que se instaló el famoso cuadro de Pablo Picasso, el Guernica, los tormentos del tema del cuadro, es decir, la Guerra Civil Española y la tortura de ella, los trabajadores dicen que se oyen ruidos, disparos, gritos, lamentos. 

Si eres un amante de los fenómenos paranormales y terroríficos, y visitas Madrid o eres de Madrid y no conoces todas estas historias, te invitamos a que hagas esta fantasmagórica ruta, diferente a todas las típicas de reyes y príncipes.

1 -    Palacio Real
2 -   Palacio Cañete
3 -   Plaza Mayor
4 -   Iglesia de San Ginés
5 -   Casa de las Siete Chimeneas
6 -   Palacio de Linares
7 -   Museo Reina Sofía

Tiempo Aproximado de la ruta: 2h 30min ~ 3h

4 comentarios:

  1. pues es verdad, en madrid hay mas de un fantasma...........
    es un recorrido fantástico, para hacer ejercicio y conocer Madrid, que muchos llevamos años viviendo en Madrid sin conocerlo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, está bastante bien, pero, deberías evitar el uso tan frecuente de la construcción "la leyenda cuenta". Si te interesa el tema del esoterismo en Madrid te recomiendo una novela, "Melmoth el errabundo" y que continúes por San Lorenzo del Escorial, uno de los lugares con más misterios y secretos de Madrid. Y no olvides los referentes a la guerra, en Brunete y el Valle de los ´Caídos.

    Donde están los verdaderos fantoches y fantasmas en madrid es en la castellana a la altura del Bernabeu

    Por último, la psicofonía del palacio de Linares "no tengo mamá" se demostró fraudulenta.

    ResponderEliminar
  3. Por otro lado, me he tomado la libertad de ponerte un enlace en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. siempre que puedo, sea corriendo o dando un paseo me voy a ver los grandes y bonitos lugares que tiene Madrid!!!!. Los he visto cientos de veces pero nunca me canso de verlos una y otra vez. La plaza Mayor de Madrid, la Almudena, el Palacio Real, La puerta de Alcala, los muchos Museos que tienes para visitar en Madrid y muxos mas monumentos. Madrid, una Ciudad llena de historia que no te puedes perder. VEN A VISITARLA, Y SI YA ERES DE MADRID, VISITALA MAS!!!! PORQUE SIEMPRE HAY ALGO NUEVO QUE SABER!!!! :) JGP

    ResponderEliminar